Millicent Simmonds y Noah Jupe: “El monstruo era más aterrador de lo que imaginábamos”

Exclusivo desde New York

Maykoll Calderon @SoyAlPacine

 

¿Cómo fue su relación personal y profesional con Emily (Blunt) y John (Krasinski) en busca de conseguir la química como familia que necesitaba Un lugar en silencio?

Noah: Obviamente, ante de empezar a filmar, empezamos a desarrollar nuestra relación para ver si teníamos esa conexión. Era obvio que Emily y John la tenían, así que cuando llegamos al set nos dieron la bienvenida y nos trataron como familia. Tuvimos dos semanas de ensayo, así que para cuando empezamos a filmar ya nos conocíamos muy bien.

 

Millicent: Ellos son muy abiertos y generosos, compasivos. Nos invitaron a ser parte de sus vidas, no solo a nivel laboral sino también personal. Fue muy interesante ver ese lado y que lo compartan con nosotros. Tuvimos una muy buena relación con todo el elenco, actuaron como nuestros padres, fue genial.

 

Antes de empezar a filmar vieron dibujos del monstruo, pero esos dibujos son diferentes al que sale en la película. ¿Qué tal les fue trabajar solo imaginándolo?

Noah: El monstruo que dibujaron era aterrador por sí mismo, así que imaginarlo, en el mismo lugar donde estábamos nosotros tratando de matarnos, hizo que trabajáramos nuestro miedo. Pero cuando vimos la película, el monstruo era diferente, mucho más aterrador, nada parecido a lo que pensamos sería.

 

Millicent: Es muy diferente cuando algo que solo viste en papel, luego transformarse en algo real. Ver a la criatura moverse nos hizo sentir asustados. En el set teníamos a un lindo chico con un traje verde y cuernos en su cabeza, incluso en algún momento John se puso el traje para darnos una idea específica de cómo serían los movimientos del monstruo.

 

En Un lugar en silencio interpretan a hermanos que tienen desacuerdos sobre cómo enfrentar este aterrador mundo, pero en la vida real se han convertido en amigos muy cercanos. ¿Cómo desarrollaron esta relación detrás de cámaras?

Noah: Milli y yo somos buenos amigos, y considero también como hermanos porque nos hicimos muy cercanos por dos meses y porque aprendíamos juntos ya que era una nueva experiencia para ambos, aprendimos muchas cosas diferentes del otro. Ella me enseño lenguaje de señas y yo le enseñaba cualquier cosa que pudiera. Creo que esos lazos provocaron que nos convirtiéramos en amigos.

 

Millicent: Noah y yo tuvimos muy buena relación porque pensé que al trabajar en Un lugar en silencio me iba a sentir sola, que sería más difícil. En general en Hollywood no tienes muchas oportunidades de trabajar con otros niños actores o gente de tu edad, así que es usual trabajar solo pero en este set todos trabajábamos juntos, nos apoyábamos mucho, y Noah siempre estuvo a mi lado, no delante de mí, o detrás de mí, sino a mi lado compartiendo experiencias, apoyándonos en toda esta aventura y por eso nos hicimos grandes amigos.

 

Comentarios